domingo, 13 de diciembre de 2009

IRONIAS DE LA GUERRA- POR SANTIAGO MIRANDA





“Ironías de la Guerra





Siempre tuve la curiosidad de querer saber que significaban las frases “vencer o morir” ya que cuando pasaba por un cuartel o cualquier guarnición militar era lo primero que se podía apreciar y platicando un día con alguien que estaba involucrado en la vida militar no pude contener mi curiosidad y le pregunte qué significaba

El con sus muchos años de experiencia muy seguro me respondió;

“vencer o morir” es parte de nuestro juramento hacia la bandera donde juramos defender nuestra patria aun a costa de nuestras vidas, porque para nosotros solo existen dos palabras que son vencemos o morimos pero nunca jamás nos rendimos…

Desde ese momento me di cuenta de la gran estrategia militar que con tan solo unas palabras bastaban para cambiar sus ideologías… vencer o morir…va…que mentira más ridícula…

Pero la vida continuo y la guerra también…con el transcurso del tiempo me fui dando cuenta de las grandes farsas de los altos dirigentes tanto como del gobierno como los de la guerrilla mientras los sub alternos dejaban la vida en los campos de batalla luchando en una guerra que ellos mismos habían creado, ellos departían una copa del mejor vino en los grandes hoteles de la capital. O fuera del país que irónica fue la vida en esa guerra sucia…

Muchas vidas de jóvenes se perdieron, jóvenes que pudieron ser el futuro de el salvador ambos bandos cometieron crímenes atroces , como violaciones asesinatos de personas inocentes privaciones de libertad pero lo más cruel fue privar de su infancia a un niño (a) y en la guerrilla eso era muy común par a la ofensiva del 11 de noviembre de 1989 un pequeño nos comento que el luchaba por la injusticia que se cometía contra la gente trabajadora…umm… que preparado estaba aquel pequeño combatiente y que ideología también le habían sembrado…

En conclusión el salvador se estaba quedando sin personas jóvenes ya que todos estaban en el campo de batalla mujeres y hasta niños que apenas podían cargar el fusil que les asignaban todos ellos eran reclutados en su mayoría por la guerrilla.

Para usarlos como carnada en el campo de batalla, las mujeres, eran enviadas a seducir a los soldados que se encontraban en alguna posición avanzada en algún operativo (la gran necesidad de mujer en el monte) como decían los hacían caer redonditos en la trampa que les estaban tendiendo, cuando ya se ganaban la confianza les empezaban a sacar información, ¿Qué cuantos estaban, hasta cuando estarán aquí, quien está al mando? Eran preguntas muy claves y ellas sabían hacer muy bien su trabajo… y luego que tenían todo bajo control, se ofrecían para pasar la noche con el soldado que en sus redes había caído

Preguntando así que a qué horas tenía el turno de centinela y que a esa hora ella regresaría para evitarle problemas con sus superiores. Y así aprovechando que todos dormían lo mataban a él y después a sus compañeros los degollaban y les robaban las armas…muchos amigos míos murieron así… que ironía…

Y a los niños además de frustrarles el futuro alejándolos de sus familias no permitiéndoles a que se desarrollen en su ambiente en su vida normal como alguien de su edad ,eran enviados por delante en los enfrentamientos como escudos humanos y eran los encargados de repartir la municiona los demás guerrillero muchos de los soldados al observar eso se abstenían a no disparar quedando así a la merced de los guerrilleros mayores y así daban muerte a muchos soldados aunque en otras ocasiones son los propios niños los que disparaban pues tenían la ideología bien metida en su mente que “si no matas te matan”

Eso mismo le paso a mi amigo guazapa, el estaba destacado en el batallón de paracaidistas de ilopango

Cierto día como miembro de un batallón de reacción inmediato salió a un operativo hacia “cinquera “departamento de Cabañas… un aviso de que una columna de guerrilleros se desplazaban por la zona pusieron en alerta a la escuadra de guazapa era una tarde lluviosa de mayo caminaban en medio de milpas y sembradíos todos sabían que de un rato a otro se toparían con el enemigo. Era un silencio total ni los pájaros que suelen comerse el maíz se encontraban eso estaba extraño porque aunque este lloviendo siempre están ahí, ojo al Cristo grito un sargento que estaba al mando .cuando de repente una granada explota en el camino alcanzando muchos de sus compañeros, unas ráfagas de fusil Ak 47( de fabricación rusa) la acompañaban y dentro de los matorrales una( ametralladora M60 de fabricación norte americana) solo tartamudeaba haciendo contacto con el pecho de muchos de sus amigos y como por arte de magia desde la milpa salieron unos pequeños cargando un fusil en sus manos eran entre los doce y dieciséis años revolcándose y disparando por doquier .guazapa y la escuadra se adentraron a la milpa en busca de los guerrilleros que estaban enviando a los pequeños . Ese enfrentamiento duro más de media hora…al ir caminando con cautela en medio de un matorral estaba un niño guerrillero que quedo frente a frente con guazapa era de tez morena ojos cafés y muy delgado en sus manos sostenía un( fusil M16 de fabricación norte americana) que al ponerlo a la par era más grande el fusil que él ,guazapa al verlo tan inocente le sonrió y solo llegaron imágenes de sus hijos a su mente y en unos segundos cuando quiso reaccionar ya el pequeño combatiente había disparado su fusil hiriendo de muerte a mi amigo guazapa traspasando su pecho, cayendo al suelo sin poder moverse sus compañeros llegaron para darle auxilio ,matando así al que lo hirió ya que también abrió fuego contra ellos y no dejaba acercarse al cuerpo herido de guazapa…aun con vida mi amigo no podía olvidar la triste escena que vivió y nunca podrá olvidar aquel guerrillero tan inocente que nunca pensó podría querer matarlo…

Guazapa fue evacuado junto con otros compañeros heridos. Por los helicópteros que habían controlado la zona. y llevados al hospital militar

Guazapa quedo vivo de milagros ya que la bala paso rozando su corazón, hoy en día cuando se ve y se toca la cicatriz que le quedo de la operación para extraerle la bala se recuerda de la triste suerte que corrió aquel pequeño de tez morena, delgado y ojos cafés …

Todo esto quedara grabado en la mente de todas las personas que de una u otra manera formaron parte del conflicto armado y que al igual que guazapa se encontraron en una situación similar y que ellos quedaron vivos para poder contar parte de las ironías de la guerra…

Santiago Miranda, escritor y poeta salvadoreño rdicado en Long Island NY

http://santiagomirandapoet.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada