domingo, 7 de febrero de 2010

UN ENTIERRO PARA ROQUE DALTON-POR MARVIN AGUILAR

Roque Dalton fue secuestrado en 1975 junto a otro compañero de nombre Armando Arteaga, de seudónimo "Pancho", por miembros del Ejército Revolucionario del Pueblo E.R.P, organización a la que ambos pertenecían. Fue llevado a una cárcel improvisada en una "casa de seguridad" donde funcionó "un consejo de guerra" integrado por Joaquín Villalobos, Jorge Meléndez, Vladimir Rogel y Alejandro Rivas Mira, autor intelectual del asesinato y jefe político de dicha organización.

Las acusaciones de la dirigencia del E.R.P. hacia "Pancho" y Dalton eran diversas pero lo que más pesaba eran los innumerables cuestionamientos que el poeta hacía sobre los métodos estalinistas y maoístas empleados por la dirección de esa organización. La libertad de pensamiento que profesaba Roque Dalton y sus críticas a los métodos empleados por la dirigencia, lo colocaron en un paredón de fusilamiento en un abrir y cerrar de ojos, sin tener derecho a la más mínima defensa.

El poeta fue golpeado salvajemente durante los días previos a su asesinato. Sus verdugos entre ellos Villalobos sabían de antemano a quien asesinarían. Se jactaban diciéndole en cada golpiza que pronto acabarían con la vida de un "intelectual de mierda y pequeño burgués", "en las filas de los revolucionarios no había cabida para semejantes traidores".

A altas horas de la noche, Dalton fue colocado de espaldas frente a una pared, un disciplinado militante revolucionario entró a la habitación convertida en prisión y ejecutó la orden, volándole la tapa de los sesos el día 10 de mayo de 1975. La sangre del poeta se esparció por todo el cuarto, la que hubo que limpiar por varios días seguidos, según contó un testigo de los hechos.

En 1992 se firmaron los acuerdos de paz entre la guerrilla salvadoreña y el gobierno. El comandante Joaquín Villalobos, en un reconocimiento de sus "errores de juventud" se comprometió a entregar a la familia, el cadáver del poeta asesinado en 1975. Uno de los hijos del poeta Juan José Dalton junto a la esposa de Roque emprendieron gestiones para recuperar lo que Villalobos y el FMLN habían prometido públicamente.

Sus gestiones fueron infructuosas desde el primer día, en esos instantes pesaba más él jubilo del fin de las hostilidades, que los incompletos huesos de un poeta, que a la larga, "no dejaba de ser sospechoso".

En 1993, otro hijo del poeta Jorge Dalton visita a El Salvador por vez primera desde 1970, participa en una reunión con Joaquín Villalobos y algunos de sus allegados colaboradores. En ese tiempo Villalobos era miembro de la máxima dirección del FMLN y reiteró su compromiso de aclarar las circunstancias en que se dieron los hechos y entregar el cadáver. Pero la realidad fue otra, el FMLN, nunca nombró una comisión para la búsqueda de los restos y hasta la fecha tampoco ha movido un solo dedo que conduzca al esclarecimiento del asesinato perpetrado por sus ex compañeros de armas.

A El Salvador llegaron peritos chilenos especializados en identificar cadáveres. El informe y los resultados de las investigaciones de ONUSAL revelaron una realidad aún más cruda. Luego de la escena del crimen, el cuerpo de Roque Dalton fue llevado a El Playón, un lugar desolado y siniestro, formado por varios kilómetros de llanura de piedra volcánica, un sitio en el cual es imposible imaginarse la vida. Era el lugar predilecto en que los Escuadrones de la Muerte Salvadoreños durante las décadas de 1970 y 1980 dejaban semanalmente decenas de cadáveres calcinados con ácido y mutilados para no ser reconocidos por sus familiares, escuadrones que como lo prueba el caso de Roque Dalton, existieron también en las filas de la izquierda.

Joaquín Villalobos y sus canallas compañeros de crimen, no se conformaron en pegarle un tiro en la cabeza y luego divulgar que era un "traidor al servicio del enemigo" y un "agente de la CIA", sino que trataron de confundir a la opinión publica, aparentando que se trataba de un asesinato más de los Escuadrones de la Muerte.

Según el informe de ONUSAL, el poeta Dalton fue semienterrado en días lluviosos, provocando que las aves de rapiña y los perros devoraran su cuerpo de manera inmediata. Pasado 18 años, era imposible la existencia de sus restos. Villalobos, una vez más había engañado a todos, haciendo del dolor familiar de los Dalton una larga y tormentosa pesadilla.

2010 ha sido declarado por las autoridades culturales del país el año de Roque Dalton. La dedicatoria de la Secretaría de Cultura, si las anteriores palabras siguen teniendo vigencia, no será más que; como lo señalaba Luis Alvarenga en El Ciervo Perseguido, una intención que cierta izquierda tiene de presentar a Dalton como un emblema partidario, prevaleciendo la difusión de su obra menos lograda estéticamente. Continua Alvarenga; que esta actitud es una visión utilitarista de la poesía, que justifica las tentaciones dirigistas y que ha servido, también, para darle carta de legitimidad a la pésima literatura, falsamente “comprometida”.

¿Debe sorprendernos esta celebración? Tenemos antes que definir que los nuevos gobiernos de izquierda latinoamericanos –nos dice el historiador cubano Rafael Rojas- llegaron al poder con reclamos hechos a los insensibles gobiernos neo liberales frente a la cultura y la historia. Lo triste es que se observa en algunos de ellos un convertir la cultura en propaganda y la historia en panfleto.

No pronuncies mi nombre

Menudo problema filosófico es el año del poeta, ya que plantea para la izquierda la oportunidad de un mea culpa. Más aún si tenemos en cuenta que uno de los sospechosos de haber participado en el asesinato se encuentra trabajando en el gobierno como jefe de protección civil, en el ministerio de gobernación. Y que ese simple hecho es ya una afrenta a la memoria del homenajeado, y si sopesamos el correo que hizo circular uno de los hijos, - con que comenzamos este texto- exigiendo un esclarecimiento a la muerte de su padre, ¿y por que no? Agregaría yo, un entierro para Roque Dalton.

Alguna vez le dije a Jorge Dalton que: mientras no se entierre a Dalton, la literatura nacional no podrá comenzar de nuevo. Si, por que según la cosmovisión nuestra, cuando hay un alma en pena no descansa en paz, y por ese hecho no permitirá que nadie este tranquilo. Para matar a Roque hay que enterrarlo. Ya esto es una necesidad de salud mental para las artes salvadoreñas, no debería de retrasarse más la comida totémica de este dios. Las heridas que tú causas gozan de buena salud. Es decir, mantienen fresca su condición mortal.

Si este año dedicado a Dalton se sucede sin un verdadero logro político, cultural y artístico es volver al poeta una metamorfosis para que sirva como sustento ideológico de una izquierda. Es una manipulación. Ya lo hacen los países del ALBA con la figura de Simón Bolívar, lo presentan como un personaje con un nacionalismo anti estadounidense, cuando en realidad llego a invitar a una delegación de Washington a la cumbre de Panamá para lograr un equilibrio hemisférico. Idea distante en el discurso bolivariano de hoy. Igual suerte ha corrido José Martí, que se le dibuja como nacionalista anti yanqui, cuando solo hay que leer el elogio a la Constitución de 1787 donde patentiza su admiración por el régimen estadounidense para darnos por enterados de la simplificación que de él se hace por parte del régimen de la Habana.

Hasta hoy lo anunciado para el año Daltoniano no pasa de ser lo mismo que se ha venido haciendo por las antiguas administraciones: activismo cultural, a menos que el mejor vino se sirva al final. De quedarse con lo que se ha planificado por parte de la Secretaría de Cultura será después de todo, como sostiene Luis Alvarenga: un sesgo ideologizado que sirve para cometer uno de los mayores descaros: los mismos que, en distintos momentos de la intensa vida militante del poeta, lo acusaron de ser pequeño burgués, cuando no enemigo de clase, años después, también convirtieron a Roque en una bandera partidaria, lista para blandirse en momentos de controversia, útil para adjudicarse la “verdad histórica” cuando ello convenía.

SE INCLUYEN COMENTARIOS TOMADOS DE LA PAGINA
Otro Asesinato de la izquierda Impune

2010-02-08 13:55:21

Vladimir Rogel Umaña (alias Carlos o “El Vaquerito”) y Joaquín Villalobos (alias René Cruz) integrantes de la Comisión Militar que lo juzgó y cuyo cuarto miembro, Eduardo Sancho (alias Fermán Cienfuegos) votó en contra, según escribe éste en su libro de testimonio “Crónicas entre los espejos”. Lo que les molestaba era el pensamiento intelectual de Roque Dalton quien decía: “he querido ser comunista aunque cause muchos dolores de cabeza, y es que el dolor de cabeza para los comunistas se supone es histórico; es decir que no cede ante las tabletas analgésicas, sino sólo ante la realización del paraíso en la tierra, así es la cosa, bajo el capitalismo nos duele la cabeza y nos arrancan la cabeza, en la lucha por la liberación, la cabeza es una bomba de retardo, en la revolución socialista planificamos el dolor de cabeza lo cual no lo hace escasear, si no todo lo contrario el comunismo será una aspirina del tamaño del sol ”. Carlos Eduardo Rico Mira en su obra “En silencio tenía que ser, testimonio del conflicto armado en El Salvador (1967-2000)”, reconstruye los últimos momentos de Dalton, antes de ser asesinado por “el Vaquerito" el 10 de mayo de 1975: Roque Dalton fue torturado y golpeado por Vladimir Rogel Umaña “(El Vaquerito): Levántate culero, respóndeme como hombre sino quieres que te haga mierda a vergazos... Roque guardaba silencio en el suelo... Repentinamente lo agredió a patadas como a un perro, lo agarramos para evitar que la golpiza continuara. Y como loco vociferaba, suéltenme que tengo ganas de matar a pura verga a este intelectual de mierda .”, señala (En silencio tenía que ser, Pág. 110)... “... El día en que iban a ‘ajusticiarlos’, se dirigieron a la habitación donde estaba Roque y le dijeron: ‘Es hora que salgas al patio a tomar el sol’. ‘Sí, dicen que el sol cura el jiote’, se puso a reír y salió. Por la espalda lo asesinaron, le pegaron un sólo tiro entre la nuca y el occipital. Roque se derrumbó sin decir palabra.”y así murió el mas grande poeta que ha dado El Salvador, hasta la fecha nadie quiere sentar ante la justicia a sus asesinos. Que se puede decir de este crimen, nada más:¡!Libertad, oh Libertad cuantos crímenes se cometen en tu nombre!!.

Noé Lima
2010-02-08 12:38:37

Definitivamente estoy muy de acuerdo con lo que dices Marvin, nunca se le hizo justicia a Roque, y bueno, el gobierno de FUNES por verguenza -CIERTO DECORO POLÍTICO MAS BIEN- debería de despedir a MELENDEZ; NO ES POSIBLE QUE TENGAN UN SERIO SOSPECHOSO DEL ASESINATO DE DALTON TRABAJANDO EN SU ADMINISTRACIÓN. Como poeta me indigna que se maneje como nuevo show que la misma izquierda que cobijó en sus filas a imbéciles asesinos de intelectuales-como el analfaburro de VILLALOBOS- tengan la cara dura, que denominen AÑO DALTONIANO el 2010, bueno, ya sabemos que los poetas serios nunca son tomados en cuenta, lo que interesa es la parte utilitaria de tu obra y nada más .

Salvador Lopez
2010-02-09 23:20:34

Roque Dalton fue,es, y sera el poeta mas grande de El Salvador. Ya sabemos quienes lo mataron,alli estan en algun lugar. En lo personal yo te llevo en mi corazon en mi alma y en mi espiritu todos los dias de mi vida. Hay que traer ante la justicia o por lo menos preguntarle a el alcalde de Mejicanos Roger Blandino y a Jorge Meléndez, actual miembro del gobierno de Funes... hey donde esta el cadaver de Roque. Ustedes lo mataron... ustedes saben donde estan sus restos. Los hijos de Roque tienen el derecho a saber donde esta su cadaver. Noe Lima... estoy de acuerdo con su comentario. Yo sugeriria que para celebrar a Roque en 2010..seria necesario que se coloquen en todas las escuelas y fabricas del pais,fotografias del maestro Roque y todos sus poemas sean enviados a todas las imprentas del pais y sean reproducidos y enviados como parte del programa de educacion a todos los alunnos de El Salvador. Roque Dalton se merece mas que mencionar su nombre. " Cuando sepas que he muerto, no pronuncies mi nombre " " No confundir, somos poetas que escribimos desde la clandestinidad en que vivimos.No somos, pues, cómodos e impunes anonimistas: de cara estamos contra el enemigo y cabalgamos muy cerca de él, en la misma pista . Y al sistema y a los hombres que atacamos desde nuestra poesía con nuestras vidas les damos la oportunidad de que se cobren, día tras día ". (Roque Dalton, Poemas Clandestinos) Roque Dalton Garcia...en tu 35 aniversario de tu muerte te llevo en mi corazon para siempre. Por ti vivo y por ti muero...loor a ti. Salvador Lopez....selopez@mts.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada