jueves, 18 de marzo de 2010

¿Y TU QUE ESTAS HACIENDO? por CARLOS RAMIREZ

La Prensa Grafica registró fotográficamente cuando un menor de edad, supuesto estudiante del ITI, asesinó a puñaladas a un estudiante del INFRAMEN de 19 años a plena luz del día y en presencia de varias personas.

El objetivo fue, además de matarlo, quitarle la camiseta y la hebilla, ambas estampadas con el lema del INFRAMEN, un alacrán, para exhibirlo como trofeo con sus compinches.

Este no es un caso asilado. Gran parte de los hechos delictivos son cometidos por menores de edad y por jóvenes que no pasan de 20 años.

Unos matan para “ganar” una hebilla y una camisa, mientras otros, la mayoría, para iniciarse en el mundo pandilleril; otros, el mal menor, imponen rentas o roban con una pistola.

La pregunta de rigor es: ¿que hicieron los que estaban en el lugar para evitar el crimen? Nada.

Pero vamos más allá, al verdadero quid del asunto. ¿Que hicieron los padres para evitar que su hijo de solo 17 años se convirtiera en un criminal? También nada.

PADRES RESPONSABLES Y PADRES ALCAHUETES

Nada, puesto que un padre de familia responsable, que no es alcahuete, conoce, o debe conocer, que hacen sus hijos, con quienes se reúnen, por qué regresan tarde del colegio si es que fueron, por qué se viste de tal o cual manera o por que hacen movimientos extraños con los dedos.

Ante esto la policía no puede hacer mucho más que capturar al asesino como ocurrió con el joven criminal y su cómplice, otra estudiante de 19 años.

Y es que como lo dijimos en un reciente articulo: la policía si bien tiene responsabilidad en la prevención del delito, no reemplaza a la familia, a las iglesias ni al maestro.

Por otra parte, si bien los padres son quienes velan directamente porque sus hijos no se conviertan en delincuentes no son los únicos responsables. La sociedad también lo es y mientras esto no lo comprenda la misma sociedad los resultados del accionar policial no serán los deseados.

Por ejemplo ¿que están haciendo los vecinos en las comunidades para neutralizar el fenómeno delincuencial? Sería injusto generalizar o decir que nada, pero obviamente no es lo suficiente. Más injusto, además de absurdo, seria pedir que los policías vivan dentro de cada hogar o que estén apostados en cada esquina.

Y LOS VECINOS Y VECINAS ¿QUE ESTAN HACIENDO?

Hay muchas formas en que los vecinos pueden participar en su autoprotección. Una es la posibilidad de integrarse en los Comités Municipales para la Prevención de la Violencia, de los cuales ya existen 240 por iniciativa del gobierno en el contexto de su política de estado para combatir el flagelo.

Los comités están llamados a ser integrados por todos los sectores entre ellos, los alcaldes y sus concejos, escuelas, ONGs, sector privado, la comunidad, etc. Y por supuesto por la Policía, quien definitivamente hará mejor su trabajo, si los demás actores, entre ellos los vecinos, definen los factores de riesgo de la delincuencia, adecuadamente y sin temor.

Participar en este organismo es lo ideal pero asumamos que por alguna razón algunos vecindarios no pueden participar. Queda entonces el recurso de buscar grados de cooperación vecinal autónomos para denunciar anomalías que puedan atentar, al fin y al cabo, contra su propia seguridad.

Y es que esta demostrado que en las comunidades en donde los vecinos han logrado entendimientos, aunque sea mínimos, la violencia es menor o nula. Hay muchos casos que así lo demuestran

En la vecina Nicaragua no obstante a tener similitudes culturales e históricas con El Salvador (también vive una post guerra) los niveles de violencia son menores en gran parte por los grados de comunicación existentes entre los habitantes de los barrios.

SEGUIREMOS INSISTIENDO

El caso del menor de edad divulgado por LPG no es un hecho aislado sino una expresión de la delincuencia que el gobierno heredo de sus antecesores, algunos de cuyos miembros por cierto (de los anteriores gobiernos) en un gesto de vulgar hipocresía, no tienen empacho en pedir a las autoridades actuales que terminen con el flagelo de un solo sopapo. E Incluso se dan el lujo de pedir cabezas.

El Gobierno ejecuta un plan estratégico para combatir la violencia y la delincuencia, en cuyo marco anuncio recientemente un conjunto de medidas inmediatas consultadas previa y directamente por el Presidente Mauricio Funes con los sectores más representativos de la sociedad, entre ellos el empresariado y medios de comunicación.

Por ahora nos hemos referido al rol de la familia y hemos preguntado a los vecinos que están haciendo por drenar la situación a la vez le formulamos recomendaciones sobre el quehacer. Posteriormente extenderemos las interrogantes a otros sectores que esta haciendo, de buena fe, para neutralizar los altos grados de violencia y delincuencia. Les preguntaremos ¿Y tu que estas haciendo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada