sábado, 22 de mayo de 2010

LA DERECHA DEBE SER COHERENTE-POR MARVIN AGUILAR

El doctor Escobar Galindo, sostiene que la transición de ARENA al FMLN debió haberse dado en 1999. Tiene lógica la aseveración del doctor. En aquella oportunidad el candidato natural por parte de la izquierda era el doctor Héctor Silva en formula con la doctora Marina de Avilés. Finalmente las luchas intestinas dentro del FMLN terminaron obligando al doctor Silva a renunciar de sus aspiraciones.

El FMLN postuló a miembros de “pura sangre”. Facundo Guardado y Nidia Díaz. Perdieron. En efecto, aquella primera formula del Frente hubiese cuando menos, hecho difícil el triunfo de Francisco Flores; quizá la dolarización no existiera; un FMLN seguro del poder, hubiese lanzado a Shafick Handal en el 2004 y, de seguro Antonio Saca lo derrotaría. Y un FMLN sin el liderazgo terco del líder histórico y de la mano de Cuba postularía en 2009 a Mauricio Funes; no habría sucedió nada nuevo, era una nueva alternancia en el ejecutivo, en donde se comprendería que la derecha podría otra vez retornar al poder si, presentaba un candidato que entusiasmara a la población.

Pero en El Salvador jugamos al todo o nada. Sean de izquierda o derecha. En San Miguel hemos visto como miembros de PCS hacen contra propaganda a miembros de las FPL. La apuesta del Frente histórico, era desgastar el modelo arenero para que una vez, hartada la población de la derecha y desgastada ARENA por ansias de poder de la derecha política que se había tomado el partido, se auto destruyera ella misma, llevando cada vez más un discurso intolerante, militarista anti delincuencial, integrista con la ayuda de los sectores medievales del cristianismo; aumentara las formas para enriquecerse desde el Estado, en fin todos los males que ARENA desde el clientelismo construyo, colocándola como una fuerza política que debería de pasar al mausoleo de Pro-Patria; PRUD, PCN, PDC.

ARENA pasó de un partido con una ideología definida (anti comunismo) a una ideología incolora, sinsabor e inodora. Donde se privilegiaba el cargo, el salario o el subsidio.

Rodrigo será el próximo presidente, anda don él a pedirle algo para vos.

Palabras del entonces presidente de la república Antonio Saca, a uno de los pre-candidatos a la presidencia de ARENA, que habrían de ser eliminados del reality show interno, que él mismo había montado. ¿El motivo? Una “encuesta” que demostraba que no tenía los votos para ganar y, debido a eso el COENA lo eliminaría de la justa interna al día siguiente.

Término diciéndole estas palabras: escucha: no se te olvide, sigo siendo el presidente hasta el uno de junio de 2009, así que no vayas a cometer ninguna tontería.

El estilo de la derecha política-social-popular a su paso por ARENA

Esta forma de resolver las diferencias dentro de ARENA se convirtió en la forma por excelencia. La conducta presidencial de la cual estaban enterados sus más allegados colaboradores, la transmitían al COENA, que al parecer eran asalariados; estos a su vez a los delegados departamentales; que en oriente llegaron a vender candidaturas que podrían ir desde concejales de algún pueblo polvoso, hasta las componendas por los curules. El sexo, la compra de voluntades, los regalos caros no estaban exentos como mecanismos de arreglos.

Solo el día de las elecciones en un presupuesto que este columnista tiene en su poder, y entregado por un ex miembro del COENA, en el departamento de San Miguel se gastaron 220,00 dólares en transporte, alimentación y alojamiento para personas miembros de las JRV. Aún, en el hotel trópico in de la ciudad, existe una deuda de 3,000 dólares que la antigua dirigencia gasto y no pago, a nombre de ARENA.

La mayoría de esta calaña se marcho “resentidos” a GANA San Miguel. Algunos otros aún continúan en ARENA en la ciudad. Desde allí están tratando de colarse en las estructuras, llevar amigos que le sean afines, fieles, para que al llegar la otra campaña puedan bañarse del chorrito de dinero que se reúne alrededor del partido.

Coherencia entonces a los diputados y alcalde municipal de San Salvador

Los dos miembros de la junta directiva de la Asamblea Legislativa que pertenecen a ARENA deben por honor, coherencia, honestidad, ejemplo de las nuevas formas que impulsa la derecha renunciar de forma pública a usar los vehículos nuevos asignados a los directivos legislativos que pasan en costo los 70, 000 dólares.

Mientras los niveles de pobreza retroceden en un 10%, alejándonos cada vez más de los objetivos del milenio, y mientras 2, 000, 000 millones de salvadoreños viven en una pobreza cruel por todo el país. Es cínico, un insulto, a todo lo que el salvadoreño común considera sagrado en lo profundo de su simpleza, que nuestros diputados se receten mejoras laborales de cualquier tipo.

En España los legisladores se bajan los salarios, aquí se compran automóviles nuevos. Ningún diputado de ARENA que acepte esta dadiva podrá mirar de frente a la cara a ningún salvadoreño, ningún arenero podrá después ir a pedir el voto, si lo que hacen nuestros representantes es un volver, y no un ascender.

El mayor d`Abuisson murió pobre. Ese es el mejor ejemplo que yo tengo del mayor. Un ejemplo que ya no está de moda. Un ejemplo que hace que lo llamen a uno tonto. Pienso pues, que es preferible andar a pie, que explicarle a nuestra familia y amigos el origen de nuestra nueva forma de vida.

Por otro lado: Norman Quijano antes de cambiar el nombre al boulevard Venezuela, debió consultarle cuando menos a los que viven en esa arteria. ¿Realizó esa consulta? A muchas personas se les olvidan varias cosas del momento actual: ARENA no está en el poder, no gobierna, negocia. ¿Qué diferencia existe entre la acción baja e innoble de un grupo de fanáticos de izquierda en agredir el monumento a d`Abuisson en Antiguo Cuscatlán, y cambiar el nombre al boulevard Venezuela? Ninguna.

Abre incluso la puerta para que una vez la izquierda gobierne Antiguo Cuscatlán derribe la columna de d`Abuisson y coloque allí una, en honor de los salvadoreños que murieron en la guerra de Iraq. ¿Podría oponerse alguien a esto?

¿Por qué no mejor quitar la escultura de Atlacatl que en definitiva jamás existió y colocar allí un monumento al Coronel Castellanos o, nombrar el parque del Espino en su honor? Desaciertos existen desde ambos bandos, estamos en una republica del tercer mundo, no pido grandes cambios en la ciudad capital, ¿pero, que las provocaciones no comiencen desde la derecha, es mucho pedir? No sé qué clase de iluminaciones alumbran al concejo municipal; consideraron esto: alguna vez podríamos llegar a que un loco decida nombrar a la Diego de Olguín: Hugo Chávez, por el aporte de este hombre a la instauración del socialismo del siglo XXI en El país. O cambiar el nombre a la panamericana, porque fue resultado de una idea yanqui.

El respeto a las diferencias se llama tolerancia, y debemos comprender que no solo por que se tienen los votos, se deben aprobar “las mejores ideas”, sino ¿Qué sentido tienen los discursos de cambio?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada