domingo, 2 de mayo de 2010

UNA REFLEXION A TRAVES DE LA PALABRA DE DIOS-JGUZ


No soy un experto en la materia pero un amigo cibernauta compartió esta nota que me parece interesante retomar para compartir de dejar una reflexión para aquellos que consientes o inconscientes usan la palabra de Dios como parapeto. Los propósitos pueden ser muchos y variados. He aquí mi punto de vista.

Consientes: Si lo usan con alevosía, premeditación y patada al pecho con la intención de reivindicar una imagen perdida… si es que alguna vez la han tenido. Embaucar a la comunidad con la imagen de cristianos y abnegados o en su defecto ya redimido de sus pecados a través de la religión y gracias a la intervención de un pastor amigo….etc.
Los que sin lugar a duda, dentro de la misma jerga les otorga el derecho a ser incluidos en la categoría de Blasfemos y/o Fariseos, ya que se olvidan de aquel mandamiento que dice. Lo levantaras en nombre de Dios en Vano.

Inconscientes: Asumiendo que están hasta el cuello tratando de enderezar su vida y realmente han recibido el llamado, utilizando la iglesia para superar la falta de voluntad de cambiar por si mismos, algo similar a la función que cumple algún club o asociación mundana como los alcohólicos anónimos o neuróticos anónimos, que les impida caer en la tentación de volver a beber o tener control de sus emociones violentas … Igual les hace caer en la categoría de fanáticos, hipócritas e irresponsables.En todo meten a Dios y lo utilizan de parapeto.

Nota aclaratoria:
Cualquier semejanza con algún personaje que conozcan es pura coincidencia con la vida real. Tampoco con esta reflexión pretendemos ser irrespetuosos de las creencias cristianas del ser humano y/o institución. Hay que recordar que ella, es formadora de principios y valores, donde muchos acudimos a ella para apaciguar nuestras tribulaciones.

Pongámonos a pensar la reacción del ser humano ante la decepción o defraundamiento de nuestras creencias religiosas. Sino tomemos analicemos las estadísticas de cuantas personas renuncian a sus creencias cuando salen a relucir los hechos protagonizados por lobos vestidos de oveja o pastores que guían en rebaño. Ya hay muchos casos en la historia.

No contribuyan a que la fe se pierda por la ambición de los hombres en busca de protagonismo y satisfacción de intereses propios.

Cita Textual- Miguel Angel Olivares

La Biblia nos indica el estado privilegiado que tenía Lucifer y la razón de su caída:

Por haberse estirado en su altura levantando su copa hasta las nubes, y haberse engreído su corazón por su grandeza (Eze 31)

Tu esplendor ha caído en el Seol...¿Cómo has caído desde el cielo, brillante estrella, hijo de la Aurora?...Te decías en tu corazón: el cielo escalaré, encima de las estrellas de Dios levantaré mi trono...Subiré a las alturas de las nubes, seré igual al Altísimo (Isa 14)

Tú eras el dechado de la perfección, lleno de sabiduría y de espléndida belleza. En el Edén, jardín de Dios, vivías. Innumerables piedras preciosas adornaban tu manto: rubí, topacio, diamante, crisólito, piedra de ónice, jaspe, zafiro, carbunclo y esmeralda; de oro era el borde de tu manto, de oro las incrustaduras, todo a punto desde el día en que fuiste creado. Como un querubín protector yo te había puesto en el monte santo de Dios. Eras perfecto en tus caminos desde el día en que fuiste creado, hasta que apareció en ti la iniquidad. Con el progreso de tu tráfico te llenaste de violencia y pecados; y yo te he arrojado del monte de Dios y te he exterminado, oh querubín protector, de entre las brasas ardientes. Tu corazón se había engreído por tu belleza. Tu sabiduría estaba corrompida por tu esplendor. Y Yo te he derribado en tierra y te he presentado como espectáculo a los reyes (Eze 28)

EL PECADO DE LUCIFER

...no sea que llevado del orgullo venga a caer en la misma condenación en que cayó el diablo (I Tim 3)

El que obra la justicia es justo; quien peca es del Diablo, porque el Diablo es pecador desde el principio (I Juan 3)

Dios no perdonó a los ángeles pecadores, sino que, precipitados en el infierno, los entregó a las prisiones tenebrosas en espera del juicio (II Ped 2)

Dios creó al hombre para la incorrupción y le hizo a imagen de su propio ser. Mas por la envidia del diablo entró la muerte al mundo y la experimentan los que le pertenecen (Sabi 2)

El Señor ha reservado en eterna prisión, en el fondo de las tinieblas, para el juicio del gran día, a los ángeles que no conservaron su dignidad sino que perdieron su propia mansión (Judas)

Por haberse estirado en su altura levantando su copa hasta las nubes, y haberse engreído su corazón por su grandeza, Yo le he entregado en manos del príncipe de las naciones para que proceda con él conforme a su maldad; le he desechado (Eze 31)

Tu esplendor ha caído al Seol...¿Cómo has caído desde el cielo, brillante estrella, hijo de la Aurora?...Te decías en tu corazón: el cielo escalaré, encima de las estrellas de Dios levantaré mi trono; en el monte de la asamblea me sentaré, en lo último del Norte. Subiré a las alturas de las nubes, seré igual al Altísimo (Isa 14)

Eras perfecto en tus caminos desde el día en que fuiste creado, hasta que apareció en ti la iniquidad. Con el progreso de tu tráfico te llenaste de violencia y pecados; y yo te he arrojado del monte de Dios y te he exterminado, oh querubín protector, de entre las brasas ardientes. Tu corazón se había engreído por tu belleza. Tu sabiduría estaba corrompida por tu esplendor (Eze 28)

LA EXPULSION DE LUCIFER DE LA PRESENCIA DE DIOS

Yo veía a Satanás cayendo del cielo como un rayo (Luc 10)

Su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo y las lanzó sobre la tierra (Apoc 12)

El Diablo ha descendido hacia vosotros con gran furor, sabiendo que le queda poco tiempo (Apoc 12)

Dios no perdonó a los ángeles pecadores, sino que, precipitados en el infierno, los entregó a las prisiones tenebrosas en espera del juicio (II Ped 2)

El diablo fue arrojado al estanque de fuego y de azufre, donde están la Bestia y el Falso Profeta, y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos (Apoc 20)

El Señor ha reservado en eterna prisión, en el fondo de las tinieblas, para el juicio del gran día, a los ángeles que no conservaron su dignidad sino que perdieron su propia mansión (Judas)

Tu esplendor ha caído al Seol...¿Cómo has caído desde el cielo, brillante estrella, hijo de la Aurora?...Te decías en tu corazón: el cielo escalaré, encima de las estrellas de Dios levantaré mi trono...Subiré a las alturas de las nubes, seré igual al Altísimo (Isa 14)

Miguel y sus ángeles lucharon contra el Dragón. El Dragón y sus ángeles combatieron, pero no pudieron prevalecer y no hubo puesto para ellos en el cielo. Y fue precipitado el gran Dragón, la serpiente antigua, que se llama “Diablo” y “Satanás”, el seductor del mundo entero, y sus ángeles fueron precipitados con él (Apoc 12)

Eras perfecto en tus caminos desde el día en que fuiste creado, hasta que apareció en ti la iniquidad. Con el progreso de tu tráfico te llenaste de violencia y pecados; y yo te he arrojado del monte de Dios y te he exterminado, oh querubín protector, de entre las brasas ardientes. Tu corazón se había engreído por tu belleza. Tu sabiduría estaba corrompida por tu esplendor. Y Yo te he derribado en tierra y te he presentado como espectáculo a los reyes (Eze 28)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada