lunes, 6 de septiembre de 2010

NEOLENGUA REPUBLICANA- JESUS RIOS

Nota tomada de Long Island al Dia.

Es más honesto, poner las cartas sobre la mesa.


Comenzamos una serie de artículos de opinión, conducentes a dotar a nuestros lectores de elementos de juicio para solidificar su responsabilidad de participar ejerciéndo el derecho al voto, en las justas electorales que se avecinan, el 4 de noviembre.

Servicios de Long Island Al Día
http://www.lialdia.com/
Jesús Rios – Editor

Como si del imperio de la sofística se tratara, a veces da la sensación de que la política es el reino de la opinión. El lenguaje es sin duda uno de los grandes perjudicados en los círculos políticos, en los que parece que no existiera ninguna verdad. Las palabras se devalúan y se diluyen en el interés. No hay un análisis serio de la realidad a partir de la cual se forma la opinión sino que esta nace de la ideología, del posicionamiento previo. Da igual cómo sean las cosas: lo importante es sólo la versión. La nuestra, claro. La verdad se ajusta a las necesidades del partido y todos continúan como si tal cosa. Es el circo del absurdo: pase lo que pase los interesados se justifican y ofrecen la más favorable de las interpretaciones, mientras que la oposición adopta como el punto de partida el rechazo más absoluto y la crítica, aunque sea injustificada. Por eso no sobra el escepticismo cuando se habla del gran logro social y político que implica la democracia: el paso de la fuerza como origen del poder a la palabra.

Para ver nota completa visitar la siguiente dirección:
http://lialdia.com/2010/09/neolengua-republicana-editorial/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada