viernes, 21 de septiembre de 2012

Diferencias de primarias quedaron atrás, debemos unirnos para reelegir a Obama dice Ramos


Imágenes integradas 1
 
Phil Ramos llama a hispanos demócratas a cerrar filas por Obama
“Las diferencias deben quedar atrás y cerrar filas para asegurar la continuidad del gobierno demócrata de Barack Obama”. Phil Ramos.
Por David Ramirez
BRENTWOOD, NY.- El voto latino en el estado de New York debe presentarse unido en las elecciones presidenciales de noviembre sugirió Phil Ramos, quien ganó las recientes primarias demócratas y busca la reelección como Asambleísta Estatal. En el marco de las primarias, se dieron enfrentamientos entre algunos candidatos latinos que dejaron fisuras en las bases del electorado y Ramos convoca ahora a restañar las heridas.
Ramos dijo en entrevista con HuffPost Voces que, “las diferencias deben quedar atrás y cerrar filas para asegurar la continuidad del gobierno demócrata de Barack Obama”.
De ascendencia puertorriqueña, Ramos, un ex tecnólogo médico que también se desempeñó por 20 años como detective en el Departamento de Policía del condado de Suffolk, triunfó en las primarias del 13 de septiembre por 78.47 por ciento, frente 21.41 por ciento que obtuvo su retador Samuel González y buscará la reelección por quinta vez en el 6to. Distrito legislativo de la Asamblea de New York.
“Agradezco el tremendo apoyo de la comunidad hispana puesto de manifiesto en las urnas y eso me compromete a seguir trabajando con más ahínco. Ahora el mensaje es de unidad para salir a votar por el presidente Obama y todo su equipo demócrata a nivel federal, estatal y local”, proclamó Ramos.
La otra contienda que enfrentó en las primarias demócratas a los hispanos de New York fue entre los domínico-americanos Adriano Espaillat y Guillermo Linares, quienes disputaron el escaño del Distrito 31 de Manhattan para el Senado Estatal.
El triunfo fue para Espaillat quien fue reelegido con más de 65 por ciento, no sin antes dejar una estela de división tras éste acusar de “traición” a Linares.
Linares no apoyó en febrero las aspiraciones de Espaillat de llegar a la Cámara de Representantes y prefirió endosar la reelección del veterano congresista afroamericano Charles Rangel.
Top of Form El 6to. Distrito que representa Ramos lo integran las áreas de Brentwood, Bay Shore, Central Islip, North Bay Shore, Baywood, Islip e Islandia y donde, de acuerdo con cifras del Censo 2010, 60 por ciento de los residentes son de origen hispano y casi 17 por ciento, afroamericanos, siendo una de las divisiones políticas de mayor diversidad en Long Island.

“Si bien es cierto New York es considerado un estado clave para las elecciones presidenciales dado el alto número de demócratas que vivimos en el estado Imperio, los hispanos debemos salir a votar masivamente para poder impactar desde aquí a la política nacional”, sostuvo Ramos, quien fue electo por primera vez en el 2002 como el primer hispano, fuera del perímetro urbano de la ciudad de New York, en captar esa posición en la legislatura estatal.

“Desde mi llegada a la Asamblea en el 2002 he procurado mejorar la calidad de vida de mis representados en el 6to. Distrito, además de trabajar por incrementar la representación política hispana en toda la región, tanto en el condado de Suffolk como en el condado de Nassau”, dijo Ramos.

Ramos se atribuye haber trabajado para que más hispanos ocupen posiciones claves en los gobiernos estatales y locales así como en las juntas escolares.
“A casi 10 años de mi elección, de un funcionario electo de origen hispano, hemos pasado a 12 en diferentes posiciones de elección popular. Nadie pone en duda que el poder hispano ha crecido exponencialmente en la última década aquí en Long Island”, aseguró Ramos.
El asambleísta destaca haber promovido su acción en obras de infraestructura para las ciudades de su distrito: ampliación de calles, andenes, señalización, alumbrado público y sobre todo, en educación.
“Seguiré luchando por conseguir los fondos necesarios para continuar mejorando la calidad de nuestras escuelas. Hay que recordar que entre más ayuda consigamos del Estado, estamos menos propensos a subir los impuestos sobre la propiedad”, reveló Ramos al comentar sobre sus planes futuros.
“Desde la Asamblea, hemos logrado asignar más de 60 millones de dólares adicionales en educación para los distritos escolares de Brentwood, Central Islip y Bay Shore. Eso ha dado como resultado que muchas de nuestras escuelas que antes estaban en la lista de advertencia del estado por bajo rendimiento, ahora no lo estén”.
En otro resultado trascendente para la comunidad hispana dejado por las primarias demócratas, la dominicana Rita Mella se impuso con 59 por ciento de los votos sobre su contrincante de origen judío Bárbara Jaffe, que obtuvo 41 por ciento de los votos, para presidir la Corte de Sucesiones y Asuntos de la Familia, de Manhattan.
De triunfar en noviembre, Mella se convertiría en la primera domínico-americana elegida para presidir esa importante instancia de justicia, cuya permanencia es de 14 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada