lunes, 20 de abril de 2009

NUEVE CUENTOS PARA RECREAR EL CAFE-MARIA EUGENIA CASEIRO-Autor

Nueve cuentos para recrear el café. María Eugenia Caseiro
Primera edición 2009 bilingüe español -francés
Ediciones Equi-Librio

Comentarios de Magaly Quiñones.
(Destacada escritora puertorriqueña).

En esta entrega literaria, María Eugenia Caseiro nos presenta una colección de nueve cuentos, en su mayoría breves. Armada de un lenguaje extenso y una rica gama de recursos lingüísticos y literarios, la autora va adentrándonos con mano segura, en su universo narrativo. En éste perviven personajes atormentados, solitarios, quienes a través del flujo de conciencia, muestran al lector la trama interna de hondura sicológica. Vivimos rodeados de signos, símbolos que aceptamos o rechazamos; la mirada aguda de Caseiro nos recuerda la importancia de los detalles en este gran conjunto que es el mundo que nos rodea. Su óptica perspicaz se posa sobre matices inadvertidos aún para el lector más sagaz.

Comienza con un título multisugerente, El Círculo. La historia se desarrolla en Cuba, isla natal de la autora. El círculo color naranja opera como leit motiv que, unido al personaje principal, nos va guiando desde el Caribe hasta Nueva York haciendo hincapié en temas tan actuales como lo son la diáspora y ciertas fórmulas para sobrevivir, hasta alcanzar al final un desenlace sorpresivo; elemento constante en la cuentística de esta autora que, de igual modo, logra la estampa final en Descarga Matinal a lo Cubano y El Collar, en que Caseiro explora el tema de la pérdida de memoria, la demencia senil y el mal de Alzheimer y nos develan a una escritora avezada en pleno control del mundo creado por su hábil pluma. Utilizando una prosa rica en detalles y múltiples imágenes visuales y sensoriales, Caseiro nos muestra que la realidad no es factor unívoco al mostrarnos varias de sus caras, algunas de ellas dolorosamente crueles. La figura patética de la mujer que, obsesivamente, desea poseer un collar de ágatas visto en el escaparate de una tienda, mujer que irremediablemente inmersa en sí misma oscila entre el sepulcro del encierro en un sanatorio y la movilidad que le brinda la ansiada libertad, es un ejemplo magistral del desarrollo de este tema. No hay duda de que nos encontramos frente a una autora que en su creación roza todas las vetas del arte. Su utilización de los colores y sus contrastes, así como del juego verbal entre las luces y las sombras, la acercan a la paleta del pintor; su gran poder de observación en el manejo descriptivo -descripción que luce por momentos fotográfica o cinética- y el despliegue estético de la repetición, el símil y la metáfora la acercan a la buena poesía.

Caseiro, escritora de origen cubano, radicada en los Estados Unidos, toma de primera mano el tema del exilio y al abundar en aspectos propios de su tierra natal como lo son los elementos del panteón africano y el sincretismo religioso, el uso de expresiones idiomáticas y personajes típicos de su país, nos adentra en un mundo particular que gradualmente va universalizándose. Nada humano le es extraño y es precisamente esto lo que enriquece, dando cuerpo y hondura a su producción literaria.

Magaly Quiñones.
En San Juan, Puerto Rico, agosto de 2008

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada