lunes, 20 de julio de 2009

CONOZCAMOS A LUCY ORTIZ-POETA SALVADOREÑA RADICADA EN VANCOUVER CANADA

Soñando realidades con Lucy Ortiz
Periodista Christin Zarate
Redacción Diario Co Latino.

Cuando un amigo me ofreció entrevistar a Lucy Ortiz, nunca me comentó que sería por medio del correo electrónico, por la única razón que Lucy vive desde hace más de veinte años en Canadá, tras su salida del país por razones de la guerra en El Salvador y varias amenazas de muerte hacia su persona por el ejército salvadoreño, después de varias capturas y torturas de las que fue víctima. Cuando Lucy, llega a Canadá, se refugia en la pintura y la poesía para aliviar los momentos difíciles que había vivido en El Salvador. Y empezó a trabajar con organizaciones en pro de la cultura latinoamericana. Hasta llegar hacer hoy en día directora del proyecto Sur Vancouver Canadá, que acoge a escritores, pintores, músicos de todos los países de habla hispana y portuguesa. Conozcamos un poco más de Lucy Ortiz a través de la siguiente entrevista.

¿Quién es Lucy Ortiz?
Soy una mujer con anhelos de hacer de este pequeño espacio terráqueo un lugar donde vivir sea agradable y digno, con la esperanza de cambios sociales que no sólo beneficien a unos cuantos, en donde no sea posible tolerar las medidas injustas que algunos seres aplican a sus semejantes.

¿Cómo surgió en ti la necesidad de escribir?
Como la única forma de gritar en silencio un dolor que laceraba mi cerebro, un dolor producido por la injusticia social. Es para mi la única alternativa porque no puedo gritar como lo hace el viento, con un poco de libertad, por la impotencia de no poder cambiar a los seres ni a las cosas.

¿La escritura representa para ti gozo, dolor, experimentación o búsqueda?
En realidad creo que para mí, el acto de la escritura encierra todas las características que mencionas. Pienso que es la búsqueda de una salida espontánea y constructiva, la necesidad de dejar plasmados los conocimientos adquiridos a través del dolor de la experimentación y del gozo de una búsqueda fructífera.

¿Qué es para ti la poesía?
¿Para ti qué es el poeta: "un pequeño dios", "una vaca sagrada" o "un soñador"?
La poesía la entiendo como sensibilidad para poder expresar sentimientos sin sonrojarse, con palabras que no utilizamos en el habla diaria y que otorgan poder al que las pronuncia.
El poeta inventa mundos nuevos y amores ardientes al compás de una tormenta deshojándose en gruesas gotas de lluvia.
Es “un soñador”.

¿Cómo se genera tu voz poética? ¿Partes de lo visual, lo estético o lo sensual?
Podría decir que se genera en lo estético ya que a la estética le corresponde la pregunta por lo bello, por el estado ideal, pero mi voz también tiene su base en la ética, entonces creo que mi inspiración encierra esa lógica: una gran admiración por lo bello seguida de una enorme desaprobación por la injusticia sin importarme cómo y cuándo se manifieste.

De los grandes poetas de la literatura salvadoreña, ¿con quiénes te identificas más?
Puedo decirte que amo la naturaleza, a mi pueblo y sus costumbres, las virtudes de los desposeídos, esa forma tan suya de sobrevivir como el pez en el río sin agua, los dignos pies descalzos, y todo el cúmulo de seres y cosas importantes que significan mi patria y mis morenos seres humanos.
En concreto me identifico con todos los hombres y mujeres que han dicho una palabra en defensa de sus derechos; y como poetas con los que le cantan a los árboles, a las chiltotas en sus nidos colgantes, los que son de mi sangre y carne, como Osvaldo Escobar Velado y Roque Dalton.

¿Cómo ves el estado de la poesía salvadoreña desde el exilio? ¿Es realmente El Salvador un país de poetas?
Veo con tristeza el poco o nada de apoyo que recibe ese gran potencial encerrado en los hombres y mujeres que de una u otra forma son soñadores, que le cantan a la vida. El Salvador tiene entre su gente mucho potencial, y quiérase o no, mi pueblo es soñador por naturaleza, místico y con deseos sublimes que son truncados por falta de comprensión e interés, pero que tiene esperanza en rebasar el tránsito creativo, la crisis cultural y llegar a la sublimación.

¿Podrías platicarme un poco más de cómo fue tu salida del país? ¿En tu caso el exilio es una condición?
Sí, ¿qué otra cosa podría ser? Es una condición impuesta, una salida provocada por el instinto básico de preservación de la vida, no me dejaron otra alternativa...! Me obligaron a dejar mi querida patria donde mi cordón umbilical sigue prendido de esas raíces fecundas que no puedo negar ni olvidar un solo momento. Preferiría no ahondar en este tema que me lastima.

Ciertas condiciones se llegan a superar y otras no, en el caso del exilio como condición ¿es una marca que se lleva de por vida?
Claro, es algo inolvidable, ¿cómo puedo reemplazar una tierra que me abrazó al nacer, una tumba que guardó la placenta que me sostuvo para darme vida? ¡No! No puedo decir que olvidaré, es mejor decir que ahora estoy llorando, al calor de este recuerdo después de casi veinte años de haber dejado mi patria.

En todos tus escritos la nostalgia es tangible…
Mi nostalgia tiene una razón y creo que a cada paso de tus preguntas va descubriéndose. Considero que mi nostalgia literaria es mi vida y su variedad estilística la variante que proporciona el camino recorrido como paradigmas de la identidad.

¿Cuántos libros tienes publicados?
Ninguno, gran parte de mi obra ha sido publicada en colectivo dentro del Proyecto Cultural Sur, movimiento artístico latinoamericano que tiene representantes por todo el mundo en donde hay un artista de habla hispana o portuguesa. Puedo mencionarte algunos: entre las publicaciones. Mis poemarios los ha identificado un nombre: Debajo de la tormenta, antología del 2001.
Una gota en el desierto, publicado en 2003 y amores del rio
En 2004 en voces del sur salio a la luz en el 2005
Voces del sur.

¿Qué significado tiene publicar un libro fuera de su patria?
Es como la realización de un mundo interno, construido con sacrificio y sueños, es como poner en el pecho de un mundo multipolar una muestra de la identidad, una contribución intercultural y global hispanoamericana, como parte de la lucha por la cultura, gritar desde nuestro verso para ser escuchados.

Se trata del hecho de que disponemos, en el ámbito popular, de una de las contribuciones que más necesita el mundo:
El humanismo. El deseo de compartir y colaborar, así compartimos nuestras experiencias y colaboramos con la humanidad poniendo de cara al simple visto la gran realidad.

Todas las culturas contemporáneas están expuestas, en grande o pequeño grado, a la influencia cultural del inglés y otras) que se han convertido en una necesidad de los latinoamericanos dispersos en el mundo,

¿En cuántos concursos de poseía has participado, ya sea en Canadá o en otros países?
He participado en el concurso que organiza la comunidad Chilena de Edmonton en Canadá en donde gané un segundo lugar con el poema "El Reto". En 2003, participé en un concurso organizado por Ediciones Torremozas de España con un poemario de 800 versos. Y finalmente, el año pasado obtuve el primer lugar dentro del certamen "25 Años Monseñor Romero".

¿Cuáles son tus planes a futuro?
La publicación de mi primer libro Ósmosis etérea y seguir escribiendo hasta mis últimos días ya que la poesía no constituye un trabajo hostil sino la obediencia a la inspiración como parte intrínseca de mi vida.

Para terminar, ¿Lucy sueña? ¿Qué Sueña?
Como poeta vivo en un mundo de sueño, me gusta imaginar realidades, lucho por realizarlas y vencer la ironía de la vida.

¿Cómo te gustaría ser recordada en tu epitafio?
Como el color del tiempo, y sin reproches, como pasos perdidos en una vasija de barro encerrando en el fondo razones eternas.

Lucy Ortiz
Fragmentos de Poemas de Lucy

Nostalgia
La pagina del día esta dormida
Despertando lentamente entre mis ojos
Sus lamentos me aturden desesperan,
Me lastima el dolor me asaltan un asesino.

Quererte
Me hiere la locura de quererte,
Daría mi libertad para tenerte,
Nacer de nuevo para amarte
Desnuda de pecado poseerte,

Epitafio
Despertó mi cuerpo en la oscuridad del sueño
En el placido descenso de la anunciada espera
Ocultando una nube cubierta en la sombra
Que dejaba mi duda triste vagabunda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada