jueves, 17 de diciembre de 2009

UN SALUDO NAVIDEÑO DESDE VANCOUVER





AÑO NUEVO


En un rincón de mi casa,
en la fría soledad del invierno,
siento tu presencia
y la llegada del año nuevo.

Una ensalada de frutas es mi aliada
me ayuda a simular el sabor de tus besos
y a reflejar tu dulce mirada.

¡Feliz año nuevo!

¿Qué tendrá de nuevo?
Si yo seguiré lo mismo que ayer
cargando la misma cruz y anhelando un deseo.

Aún así... te deseo un ¡Feliz año nuevo!

Que Dios te bendiga,
se lleve tus años viejos
los deje perdidos en la lejanía
y que nunca regresen a tu vida.


Esmeralda Martínez -Alfaro
Vancouver, BC Canadá

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada