martes, 5 de enero de 2010

UNA MAÑANA DIFERENTE- POR WILFREDO MARMOL AMAYA

(A Daniel Joyas y Herberth Aparicio)

Pasaran los días,
las horas,
el tiempo es sólo unidad
de medida.

Las memorias son las imperecederas,
y la vida de nuestros muertos
viven en los recuerdos
de los vivos.

Mañana seremos hojarasca,
abono fértil
salpicada de ejemplos
para los que nos siguen.

Ojala y sean llenas de orgullo
de un mejor país, con justicia social
democracia económica, política
y agraciadas de felicidad utópica
con la que soñaron nuestros ancestros.

Que así sea

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada