domingo, 11 de noviembre de 2012

Misión Cumplida? Y ahora qué?



Misión Cumplida? Y ahora qué?

Los hispanos pasaron de la registración a la votación.

Lialdia.com / 
*Luis E. Montes / 
Los votos ya han sido contados (excepto en Florida, como ya se está siendo costumbre).  El resultado es claro: Los demócratas retuvieron la Casa Blanca y la mayoría en el senado gracias a un fenómeno demográfico. Karl Rove y otros conservadores quieren atribuirlo a un fenómeno pero en su caso es atmosférico, la supertormenta Sandy. Sin duda eso explica aún más su pérdida. A pesar de las discrepancias, lo cierto es que Barack Obama y Harry Reid deben sus posiciones a que los hispanos pasaron de la registración a la votación. Veamos cómo se dio.
En el 2010, cuando se dio el tsunami del Tea Party, los hispanos respondieron en Nevada saliendo a votar históricamente por uno de los senadores federales de ese estado. Nada más y nada menos que el líder de la mayoría del senado, Harry Reid.  Con el 15% de la participación total de votantes, los hispanos favorecieron a Reid con el 90% de los votos y solo 8% de las boletas hispanas fueron a favor de Sharon Angle.  La participación hispana en la elección del 2006 fue del 12%, 3 puntos menos que las del 2010. Reid ganó con el 50.3%
De vuelta al presente. Las encuestas a boca de urna (exit polls) han identificado 4 grupos claves para la reelección del presidente Obama en el 2012. A pesar de todas las predicciones que el voto afroamericano iba quedarse en casa, los resultados demuestran lo contrario. En Ohio, uno de los 5 estados más luchados en la nación, el voto negro represento el 15% de la participación total, 3 puntos más que en el 2008. Primera sorpresa!
Otro grupo cuya participación se puso en tela de juicio fue el de los jóvenes.  Si bien el presidente perdió a nivel nacional 6 puntos en este grupo en comparación al 2008, la clave radicó en el porcentaje de participación en estados claves. Los resultados indican que los jóvenes se abocaron a las urnas en estas áreas a tal punto que en ciertos lugares representan 1 de cada 5 votantes.  Las proyecciones republicanas ponían la participación de los jóvenes en un 15%. Otra sorpresa!
Luego veamos el caso de las mujeres. Si bien todos las encuestas coincidían que el asunto más importante era la creación de trabajos en este ciclo electoral, la retórica extremista del candidato a vicepresidente así como un par de candidatos al senado tanto en Missouri como en Indiana, puso la discusión del aborto en boga. Esto hizo poner a la defensiva al voto femenino y en gran medida ayudó a la campaña demócrata.  Dentro de este grupo, el subgrupo de mujeres no casadas fue la llave. Obama ganó este voto por un margen del 38%. Más que sorpresa este fue un autogol!
Finalmente llegamos al grupo que todos los “pundits” están llamando el gigante que despertó- los hispanos. Por primera vez, este grupo sobrepasó el 10% del voto general a nivel nacional.  Una vez más las predicciones republicanas de desilusión y la apuesta a la baja participación electoral no se hicieron realidad para beneficio demócrata. De vuelta a Nevada, estado clave para la reelección de Obama, la participación subió 3 puntos más en comparación al 2010. En el 2012, los hispanos en Nevada representan el 18% de los votos totales y de esos el 70% votaron por Obama. Lo mismo sucedió en Colorado, otro estado clave en el colegio electoral.
Quizá la sorpresa más grande de la jornada fue el voto en el sur de la Florida. Desde los años 60s, Miami y sus alrededores se ha considerado un bastión rojo (Republicano) en el país pero el 2012 será recordado como el año que el voto cubano cambio a morado sino azul.  Los cubanos nacidos en los Estados Unidos favorecieron al presidente Obama con un 60% de su voto y las estadísticas de los que nacieron en la isla, dependiendo de la encuesta, dan un empate o un par de puntos a favor de Obama. El discurso de la Guerra Fría es cuestión del pasado.
Pero ahora, ¿qué? Los hispanos hemos demostrado que hemos logrado pasar de la aspiración a la acción y eso debe ser sostenido. Pero nuestra misión no esta cumplida aún. Hoy es el momento para que los oficiales electos en Washington reciban llamadas y cartas recordándoles de las promesas de campaña sobretodo la aprobación de la reforma migratoria. No podemos levantar el dedo del renglón, debemos seguir nuestro activismo cívico y político. Tanto el presidente Obama como el líder de la mayoría del senado Harry Reid nos deben sus puestos. Es momento que ellos retribuyan el favor!
* Asesor político

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada