martes, 4 de agosto de 2009

ARTE NACIDO BAJO LA DIASPORA SALVADOREÑA EN LONG ISLAND -JORGE GUZMAN (Jguz)
























































Autobiografía

Nací en El Salvador. JGuz, esa es la forma como firmo mis obras. Artista autodidacta, manejo la técnica del óleo, acrílico y mixta, además de la tinta china, acuarela, arte digital y la escultura.

Mi fuente de inspiración es el contexto que me rodea, vivencias y familia, ideales y visión de plasmar un mensaje que invite a la reflexión.

En un principio, dadas las limitantes posibilidades y obstáculos existentes para un incipiente artista en El Salvador, mi país natal, no visualicé el desarrollo del arte como una carrera, pues pintar era algo que quedaba relegado a un simple hobby que se compartía con familiares y amigos.

Una vez en los EE.UU., la historia se repitió. Debido a la falta de recursos económicos, mi desconocimiento de las normas del sistema norteamericano y comunitario y la necesidad de solventar mis necesidades básicas y gastos, quedé limitado a trabajar para sobrevivir y el desarrollo de mi carrera dentro de las artes ocupó un segundo plano.

No obstante, mis inquietudes me llevaron a intercambiar ideas con otros artistas, compartir sus anhelos y frustraciones por la falta de apoyo de la comunidad, instituciones y organizaciones; a conocer las condiciones, censuras y restricciones que suelen imponer organizaciones públicas o privadas que pueden ayudar a la difusión del arte, ya sea que se trate de un artista consagrado o incipiente; a conocer a uno de esos talentos escondidos, cuyos trabajos han permanecido en su sótano por veinte años o mas por falta de oportunidad para realizarse como artista y la necesidad de sobrevivir.

Más aun, a evaluar el contexto socio económico y el entorno de la comunidad latina, pudiendo así vislumbrar uno de sus problemas: una juventud de quien depende nuestro futuro y que desgraciadamente está a merced de las gangas y la calle por el abandono de los estudios, la violencia doméstica o la desintegración familiar.

Como resultado, vislumbre la necesidad de promover las raíces culturales de la comunidad con el fin de invitarle a retomar valores olvidados, tales como el de la familia, el núcleo de la sociedad; de engendrar lazos de amistad y unidad para alcanzar mayores logros en la sociedad norteamericana que nos alberga y nos brinda la oportunidad de crecer. Oportunidad desperdiciada por nuestra incapacidad de trabajar unidos para un mismo fin; de buscar autorrealización profesional y artística.

Fueron varios los motivos que me llevaron al desarrollo del programa cultural denominado Ikarus Gallery Cultural Program como medio de difusión de la carrera artística y causas afines a la sociedad. Entre otros, utilizar las artes como medio de prevención de la violencia, reivindicar la imagen de una comunidad laboriosa estigmatizada por el flagelo de las gangas, incorporar a otros artistas afines a los mismos ideales y brindar a dichos artistas oportunidades de difusión y apoyo.

El nombre del programa está inspirado en la leyenda mitológica griega de Icarus, personaje que construyó alas para volar y hacer realidad su meta, la de alcanzar el Olimpo, lugar donde vivían sus dioses. Me identifico con este personaje, pues las alas representan el medio para alcanzar todos los sueños y metas que construimos buscando realizar; la astucia de construirlas, con todos los obstáculos que podemos superar con dedicación, esmero, destreza, voluntad, unidad, anhelos de superación y humildad.

No tengo una técnica, temática o estilo el particular ya que ello no va con mi naturaleza artística ya que siempre estoy en una constante investigación y búsqueda, es por ello la diversidad en mi obra. En mis últimos trabajos es notorio la inclusión de cadenas que utilizo como símbolo y ellas representan diferentes conceptos: La unidad, las alternativas para salvar o rescatar, los lazos que nos unen visto sentimentalmente o ataduras a variadas situaciones. Eventos sub secuentes, realidades diversas, sueños o pesadillas, subyugación, etc. Lo dejamos a la creatividad del propio espectador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada