miércoles, 30 de diciembre de 2009

¿POR QUE ESCRIBIMOS? - MARVIN AGUILAR


Sostiene Walter Lippmann que: “la masa de iletrados, débiles mentales, de profundamente neuróticos, desnutridos y frustrados individuos es tan considerable… …que la gente esta mas que dispuesta a reducir problemas complejos a formulas simplistas, a formarse opinión según lo que creen, opinan otros que a su alrededor se encuentran, sin que la verdad entre apenas en sus consideraciones.

En nuestra patria es este el común denominador en cuanto a temas como la sexualidad, el arte y la política. De allí que mis artículos, documentales y entrevistas graviten sobre esta orbita. Dentro de la pagina.com.sv he pretendido exponer –jamás cambiar el punto de vista de los otros- mis consideraciones personales a las que he llegado a lo largo de mi vida y de mis estudios. He tratado para esto seguir los pasos que me aseguraban mis amigos “kitaitsi” hacían una buena persona. Logro alcanzado a través de una buena crianza (hogar), una buena educación (escuela-universidad) y conocimiento (vida).

Comprendí de momento a que se referían las dos últimas, más no así la primera. Cuando procedieron a explicarme que significaba una buena crianza, me la resumieron como: la capacidad que desarrolla el ser humano para sociabilizarse con los otros, iguales o diferentes a él. Después de eso a pesar de ser derecha recibí lo que Bodhidharma le dio a Shen Kuan: una brusca iluminación.

Hace un año regrese a El Salvador después de estudiar en la estatal de Moscú. Muchos de mis detractores-lectores están confundidos al pensar que estudie en la Unión Soviética. Cuando en realidad llegue justamente cuando Vladimir Putin comenzó a sustituir a Boris Yeltsin. Es decir yo estudie y viví en la Federación Rusa. Fui invitado y aceptado por este periódico digital a escribir y recibir la libertad de opinión aun a costa de que la redacción no comparte muchos de mis conceptos y criterios que semanalmente he expuesto desde la segunda quincena de abril de este año.

Considere pues que debíamos hacer una prueba al sistema de libertad de expresión y romper con la costumbre de la que adolece nuestro país, poseer una prensa liberal pero no democrática. Por eso desde estas líneas deseo agradecer a todos los que hacen posible la pagina por permitirme expresar las ideas de la derecha liberal. Aun sin ser la voz de alguien o algo.

El sexo

En El Salvador las iglesias siguen teniendo una influencia determinante en la vida nacional, lo que hace difícil la democratización del país, las elites políticas obedecen a la Biblia más que a los principios constitucionales, o cuando menos los observan con el prisma religioso. Asfixian a nuestra sociedad en una moral incoherente y a la patria en un oscurantismo anti ciencia, cultura, artes y tecnología. Así hemos llegado a ser una nación abrumadoramente cristiana pero a la vez una población que se asesina las veces que puede. No se, o los pastores y sacerdotes son ininteligibles, o la población posee su propia iglesia.

Vivimos en Liliput esperando al Leviatán. Este año vimos como a través del dominio sexual -que no es más que otra forma de represión o de un simple control social por parte de la clase dominante o gobernante- se colocó las ideas culturales nacionales sobre el sexo a favor de intereses políticos. La posición inmutable de no dejarse imponer una difusión o préstamo de ideas de otras sociedades se agrava cuando tampoco se intenta una invención independiente a la situación de una parte de salvadoreños. El 10% de la población según la OMS y diferentes organismos de derechos humanos.

Los nacional religiosos continúan con la idea de una solución forzada la cual es imponer el silencio perpetuo a la problemática sexual del país. En otras palabras no se desea en El Salvador por algunos sectores superar la oposición mente-cuerpo instaurada en occidente desde la época medieval. Se rechaza la ciencia.

La libertad esta en el control de uno mismo. Y eso es lo que los comentaristas ofensivos no comprenden y utilizando como estrategia para detener mis artículos la flagrante contradicción en sus opiniones, la odiosa retorica, terca incomprensión, omnipresente trivialidad, en resumen la tontería evidente creen lograran que me enclaustre en mi habitación y tire la llave al mar. ¿Ha logrado alguna vez la oscuridad derrotar a la luz?

Propongo la noopolítica como un paso a la net política

En lo político en El Salvador triunfo una nueva idea. Y esta corre fatalmente a su ruina. Si, es así esto debido a que no es posible pensar en crear en la tierra una versión del registro celestial mencionado en el libro divino. No es posible. En ARENA sucedió lo que le pasa al que lee por vez primera: no le ha sido posible recibir todo cuanto esta escrito. El pensamiento propio –explican- esta celoso del pensamiento ajeno y frecuentemente el primero oscurece al segundo, ya que una golondrina del Struna y una del Nilo no se entienden. Y esto es natural ya que después de todo solo los albatros de todo el mundo hablan el mismo idioma.

La labor ahora esta en comprender que quien desee conquistar una fortaleza tendrá antes primero que conquistar su alma. ¿El pueblo? al pueblo salvadoreño solo le llegará una parte del futuro: la más dura e inaccesible, la más difícil de conquistar, por eso debemos penetrarlo de través como protegiéndonos de un fuerte viento. Por momentos pienso que aquello que dijo un presidente danés posee una fuerza brutal: ¿no será que en vez de un nuevo gobierno, lo que necesitamos es un nuevo pueblo para este gobierno? Creo que viniendo esta reflexión de un político deberá de llamarnos la atención y clasificarla como una honesta confesión desde la clase política.

El arte nacional

La crítica artística no existe, y si existe es solo para alabar lo realizado. Nadie habla sobre el atraso artístico de 20 años que arrastra nuestra creación por que será atacado desde todas las bellas artes. Son las nuestras en su generalidad: conservadoras, sin sistematización, no universales y fracturadas. De allí que el arte salvadoreño este clasificado como arte de la periferia mundial.

Una primera aproximación al arte nacional nos haría concluir que se parece al infierno narrado por Milorad Pavic en el diccionario Jazaro: y es que resulta que al infierno cristiano van judíos y musulmanes, para que sean castigados por Lucifer y compañías. En el infierno judío solo están cristianos y musulmanes y son abatidos por Sheol. Y al infierno musulmán van los judíos y cristianos en donde los atormenta Iblis.

El futuro es mujer. Y el arte deberá de evidenciar que el consumismo, el anti capitalismo, anti ecología, anti ciencia, la teocratización inadvertidamente se extienden y nos bañan como charco los pies con restos y desechos de un futuro ya enmohecido y estropeado. Las artes deberán de evitarnos que las partes más despiadadas del futuro o bien un futuro desgastado y consumido por tanto uso nos acabe instalando en la costumbre de negar las necesidades lógicas. No sabemos los simples mortales a quien, en esa redistribución caótica del futuro, le toca la parte más bella y todavía no mellada. Es misión del artista que transforma la naturaleza hacérnoslo saber. Llevarnos a la tierra nueva prometida: el pos materialismo y el neoludismo.

Vamos contra la tradición. Esta no es importante. Es estática, además sus fundamentos proceden de la mitología. Antepongamos la innovación como la anti-tradición; innovar obliga a la movilidad histórica. Esto se vuelve necesario ya que la tradición ejerce competencia en la zona de la regulación y traslación de la experiencia social. El problema de la cosmovisión salvadoreña no esta en nuestra civilización sino en nuestra cultura, en la interpretación que de ella hacemos. No pregono entonces una perfecta. Nunca. La civilización viene siendo el resultado de la dinámica socio cultural nacional y esta se moverá de acuerdo a las generaciones, sus necesidades por el resto de la existencia.

¡Feliz 2010 a todos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada