sábado, 2 de enero de 2010

BUENAS NUEVAS DEL 2010 QUE COMPARTIR

Entre los primeros del 2010, Llega mi primera bisnieta.
Por Roberto Rodríguez

Después de 48 horas de intensa labor en un "inhóspito" hospital de la ciudad de Grand Forks, Minnesota, los doctores que atendían a Samantha, decidieron de emergencia hacer la "C-section" (cesárea) para permitir que una hermosa niña naciera a las 4:09 horas del primer mes del 2010 pesando 9 libras 1 onza y midiendo 21-1/2" pulgadas.

Fue una madrugada muy singular cuando la luna llena del último día del 2009 (la cual aparece solamente cada 19 años) se iba a dormir para permitir que los gallos de una mitad del mundo se levantaran para cantar su "ki-ki-ri-ki (ya estoy aquí), entre una espesa y blanca nieve anunciando la llegada Adeline Nicole, mi primera bisnieta.

La fórmula del 40 y 20

Mi hija Elena nació un mes de diciembre, un par de años después que yo cumplí 20 años, y ella dio a luz su primer hijo 20 años después en la ciudad de Long Beach, California, y ahora su hijo (mi primer nieto) quien por cosas del destino lleva mi nombre y apellido porque mi hija se casó con William Rodríguez, ahora mi nieto mayor también "nace como un padre" a los 20 años, y a este joven padre le dedico este poema:

Ha nacido un padre
-A mi nieto Roberto Rodríguez

He engendrado un nuevo ser.
Me lo ha dicho el son de mi lanza que pegó en el centro
y fecundó un óvulo vivo.

! Maravilloso, corazón maravilloso!

Puedo ahora gritar a los cuatro vientos que seré padre.
Las dianas dicen: ¡Ha nacido un padre!

Y no quiero hacer promesas,
sólo quiero decirte que siempre estaré a tú lado,
que viviré para ti, y por ti,
hasta que acabe mi aliento.

Si prometo por ahora que mientras tú madre
te cargue adentro,
yo iré descalzo para no hacerte ruido
y sólo te hablaré suavecito al vientre de mamá
y yo sentir el palpitar de tu corazón.

¡Que orgulloso me siento! Seré un padre.

Un papi, un progenitor orgulloso de multiplicar la vida.
Y prolongar así la existencia.

Pero jamás estuve solo.
Junto a mí, el néctar de la vida: tu madre,
quien se apresta hoy a la maternidad,
mater eterna que viene por de los siglos
por los siglos, amén.

Y yo ser parte y complemento.
Y consciente también estoy que tú, necesitarás un padre.
Más allá del vestido, y el alimento,
te daré amor.

¡Un nuevo padre ha nacido!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada