lunes, 4 de enero de 2010

PROPOSITOS / PARTE II- POR JGUZ


NUESTRO CONTEXTO Y PUNTO DE VISTA PARTICULAR

Por que buscar el desarrollo socioeconómico, cultural y político local.

Somos en número una mayoría dentro de las minorías que pronto serán mayorías, pero no tenemos ningún protagonismo como comunidad. Ya han pasado 30 años.
A la fecha el valor agregado y el efecto multiplicador del dinero generado por nuestra comunidad solo ha servicio para el crecimiento y desarrollo de otras comunidades.

La pregunta es ¿Por que?...
Respuesta: No invertimos o reinvertimos en nuestra propia comunidad.
La razón es nuestra idiosincrasia: El egoísmo, la envidia, la falta de unidad, el protagonismo de pocos que se benefician de esta desunión solo para satisfacer sus propios intereses, la falta de educación e involucramiento de las mayorías.

Para ello requerimos:
• Adquirir conciencia social, participar de forma activa en el acontecer de nuestra comunidad y aportar lo que este a nuestro alcance.
• Buscar la integración para trabajar unidos por este objetivo común.
• Determinar estos objetivos, que nos sirvan de eslabones y nos lleven a vislumbrar esta integración, que bien puede ser: La cultura, la educación, la juventud, la niñez, inclusive el mismo nacionalismo pero no político, ni ideológico, más bien sociocultural y educativo a través del intercambio implementado de forma reciproca, respeto y dignidad que nos haga borrar el estigma del signo de dólar en nuestra frente.

La comunidad salvadoreña en general y no solo en Long Island, se encuentra inmersa directa o indirectamente en una gran disyuntiva que estanca su progreso como colectividad.

El no priorizar su realidad concreta como individuo o como parte de una comunidad en el extranjero al anteponer o convivir con una realidad aparente derivada de la nostalgia por nuestra nación.

Ello lo hace apático a lo comunitario y social local. Lo estanca en un pasado sumergiéndolo en el fanatismo ideológico o partidarista, limitándolo a solo ser critico de palabra en vez de aportar hechos para construir o forjar, a lo que habría que agregar su indiferencia por la falta de credibilidad, derivado de las acciones de organizaciones salvadoreñas, titulares y/o lideres como se hacer llamar, que han dejado mucho que desear y mucho que comentar, defraudando la confianza de la comunidad en el pasado.

Reconocer que se vive en el extranjero y que lo mejor para el individuo, familia y comunidad es trabajar por construir y consolidar una base económica localmente y tomar parte del quehacer social

Para ello requiere superarse a través de la educación, regularizar su estatus migratorio a fin de participar en la política local a través del voto, para hacer valer sus derechos y con ellos favorecer a los que no tienen ni vos ni voto.

Ello no significa ser apátrida o indiferente del acontecer social y económico de nuestro país. Es priorizar y maximizar recursos y esfuerzo o mas bien hay que verlo que solo así podemos ser mas útiles a los que dejamos atrás.

Contexto de nuestra comunidad en lo relativo a lo cultural

 Una de las barreras a superar localmente es la apatía de nuestra comunidad a lo cultural y artístico. Tal vez sea por la carencia de una educación previa, falta de información u otras barreras. El bailongo y presentaciones musicales son una de las formas con los cuales se puede reunirlos en masa. Las otras son por medio de un partido de fútbol, las barras o el llamado para atender alguna calamidad o catástrofe natural.

 La comunidad en general (individuo común) esta presto ha atender el llamado si solo si este viene de la institución oficial del gobierno salvadoreño. Aquellos que solo se acogen a su sombra, me refiero a los profesionales, comerciantes, empresarios y/o los bien nombrados líderes comunitarios. Estos atienden este llamado si solo si es afines a sus propios intereses, aprovechando la afluencia del individuo común para promover sus bienes y servicios. El retorno a la comunidad por convicción queda en espera a menos que ello represente el reciclaje a favor de sus intereses.

 Al interior de esta sociedad existen programas que apoyan la difusión de culturales minoritarias como somos catalogados. Siendo los afroamericanos y el anglo quienes mejor los aprovechan por el apoyo que reciben de sus comunidades. Por falta de apoyo de la nuestra, quedamos relegados a simples espectadores o sobrevivir por esfuerzo propio para dar seguimiento de un sueño por convicción y cuyos efectos colaterales trae consigo el beneficio para muchos e inclusive para las naciones de las cuales somos oriundos.

Un dato que compartir para darnos cuenta que la rueda ya se invento.

12.8 millones de negocios en los EE.UU. que conforman la base de datos de Dun & Bradstreet (D&B) mas de 548,000 son negocios envueltos en la producción o distribución de las artes (4.3% del total de los negocios) y ellos emplean 2.99 millones de personas (2.2 % de todos los empleados).

La industria creativa es importante internacionalmente, se estima que se exporta $ 30 billones anualmente.

Texto tomado Americans for the Arts

 La división de la comunidad a través de las ideología y partidarismos que no se dejaron atrás y que solo son herramientas de una vieja forma de vida basada en el oportunismo para mantener lo que han alcanzado a costa de la comunidad o que se mantienen vivas como una nueva forma de vida y/o esperanza de recibir el justo reconocimiento a su esfuerzo.

 La coyuntura actual es el momento propicio para insertar nuestra cultura a través de las artes y aprovechar algunos de estos beneficios en función colectiva y con ello favorecer a los que dejamos atrás.

 La implementación de un programa oficial que solo busca mantener viva la nostalgia para crear oportunidades básicamente para los que viven en la tierra que dejamos atrás, no responde a las necesidades locales, ni contribuye a dar paso a las nuevas generaciones, cualesquiera que sea el lugar donde vivan, o si al caso favorecen a un pequeño grupo afines a una directriz política

 Existen por doquier organizaciones realizando actividades dentro del marco cultural y educación, abanderándolos como sus objetivos organizacionales y que a la vez les sirven para justificar el propósito de los eventos de entretenimiento, que les permitan generar recursos económicos, cualesquiera que sea su destino. Nuestro propósito no es cuestionar la naturaleza legal de las organizaciones, grado de honestidad y honorabilidad en el manejo de los recursos y/o su destino final. Nuestro interés es señalar que el evento final que se pretende justificar como educativo o cultural no pasa de ser un evento más de entretenimiento y/o una fecha que recordar a través de la algarabilla. No satisfacen las expectativas que hoy en día la coyuntura actual demanda: Educar a nuestra comunidad procurando un crecimiento de su acervo. Que sea un medio donde el convivio familiar permita que nuestras raíces se hereden y difundir nuestra cultura de tal forma que se manifieste nuestra identidad. Un vacio que hay que suplir.

CLASIFICACION DE LAS ORGANIZACIONES SIN FINES DE LUCRO SALVADOREÑAS EN LONG ISLAND INMERSAS EN CAUSAS SOCIALES Y/O HUMANITARIAS, EDUCACION Y CULTURA

De acuerdo a su área de trabajo
• Activista comunitario: Social y humanitario.
• Activista cultural: Promoción, difusión cultural y artística, educación.

Agrupadas por Finalidad
• Sociocultural y económica: Promoción, Difusión , educación de la cultura y las artes
• Estrictamente Económica: Las promueve para satisfacción de sus intereses personales
• Cívicas y Culturales: Conservan tradiciones y conmemoran fechas cívicas y religiosas
• Entretenimiento: Promueven el bailongo como medio para la generación de recursos
• Humanitarias: La causa es humanitaria pero el medio es el carnaval y el bailongo para la captación de recursos, en ocasiones se incorporan expresiones artísticas

Naturaleza Jurídica
• Organización sin fines de lucro-incorporadas y autorizadas 501(3) c (las donaciones que se reciben, los donantes las pueden deducir en su declaración de impuestos).
• Organizaciones sin fines de lucro-incorporadas- sin autorización 501(3) c. Las donaciones y contribuciones que reciben son sujetas de impuestos y para quienes las realizan no son deducibles de impuestos.
• Organizaciones fantasmas: Organizaciones no legalmente inscritas o si lo están solo sirven de fachada
• Grupos artísticos: Solo buscan la autorrealización artística y económica en forma colectiva
• Grupos de activistas culturales y artistas: Aportan su talento en función social además de buscar la autorrealización artística y económica
• Artista
• Comerciantes culturales: Representan a artistas y su finalidad es el beneficio económico

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada